Pocos sitios le tienen que quedar ya a David Beckham libres para hacerse nuevos tatuajes, y es que el deportista es todo un aficionado de este arte. Así, el británico ha encontrado un hueco en la parte derecha del cuello para plasmar con tinta un nuevo diseño.

El dibujo elegido ha sido un precioso y salvaje caballo tatuado justo debajo de la palabra Buster, nombre con el que suelen llamar a su hijo Brooklyn. Parece ser que el motivo por el que se ha decantado por este animal es porque le encanta a su mujer Victoria Beckham, y de hecho la diseñadora ha estado este verano montando a caballo durante sus vacaciones.

Pero este no es el único tatuaje con el que le declara su amor a Vicky: hace pocos meses estrenaba un trébol y un 99 con el que demostró su amor a Victoria. Así, tan orgullosa está la ex Spice Girl del último tatu de su chico que ha sido ella la encargada de enseñarlo al mundo a través de su cuenta de Instagram.