Irina Shayk y Bradley Cooper han querido despedirse de sus vacaciones disfrutando de unos idílicos días en uno de los destino que parece ser el top en este momento para las celebrities este verano: Positano, Italia.

El portal Daily Mail ha publicado en exclusiva unas imágenes de la pareja disfrutando de un baño de lo más refrescante donde la modelo ha presumido de cuerpazo con un bikini muy de tendencia. Y es que la figura de Irina es mundo a parte...

En las instantáneas también podemos observar lo enamorados que siguen, y es que hay gestos y miradas con los que sobran las palabras.