No cabe duda que ser hijos de grandes famosos trae consigo muchas ventajas y no sólo porque te abre muchas puertas en el terreno profesional, sino también, por los buenos genes que se heredan para el mundo de la farándula. Aunque, algunos no saben aprovechar la oportunidad que tienen, otros, sin embargo no dudan en aprovechar la fama de sus progenitores para lanzar su carreras. Cruz Beckham promete convertirse en el próximo ídolo juvenil, pero no es el único que tiene el mismo talento que sus padres.

Aunque Enrique Iglesias siempre ha estado en 'guerra' con su padre, Julio Iglesias, no se puede negar que por sus venas corren la misma sangre. El artista ha conseguido ser uno de los artistas latinos de mayor reconocimiento gracias a sus hits pegadizos. Billy Ray Cyrus siempre ha apoyado la carrera de su hija Miley Cyrus. La cantante ha heredado el talento de su padre pero la artista ha triunfado mucho más que su progenitor. Alicia Keys ha reconocido que su hijo Egypt Dean toca el piano de maravilla con tan sólo seis años. ¡Menudo prodigio!

En el mundo del cine muchos rostros conocidos han heredado los genes para la interpretación de sus padres. La actriz Angelina Jolie es hija del también actor Jon Voight que tuvo su época dora en los años 70 y 80. Los guapísimos Scott Eastwood y Patrick Schwarzenegger no podrían tener mejor ADN siendo hijos de Clint Eastwood y Arnold Schwarzenegger respectivamente. Los dos han heredado tanto el porte de sus padres como la capacidad para interpretar aunque todavía no han llegado tan lejos como sus progenitores. Dakota Johnson se ha convertido en una de las actrices más prometedoras gracias a la saga de '50 sombras de Grey'. Aunque su madre, Melanie Griffith,  lleva retirada muchos años los genes mandan. El mismo caso es el de Kate Hudson, la rubia siguió la estela de su madre, Galaie Hawn, en la comedia.

Aunque no se dediquen a lo mismo que sus padres, sus caminos también están relacionados con el mundo del faranduleo. El hijo de Will Smith, Jaden Smith, empezó con buen pie en la industria cinematográfica pero ahora es más conocido por sus estrafalarios looks y por su pasión por la moda. Brooklyn Beckham no le da ni al fútbol ni a la música o el diseño, pero sí es un fashion victim como sus padres y está haciendo sus pinitos en la fotografía. Y su hermano Romeo ya apunta como modelo después de haber protagonizado campañas para Burberrys.

Sasha y Milan Piqué no podrían tener mejores genes. Por parte de padre, el deporte, y de madre la música. El primero quiere seguir los pasos de Shakira y el segundo es un forofo del Barsa y parece que se va a decantar por la profesión de papá Piqué. Tampoco podemos olvidar a la hija de Cindy Crawford, Kaia Gerber, que es un calco a su madre y tiene el mismo don para posar delante de las cámaras. ¡Qué suerte!