Las palabras bisturí y actriz suelen ir ligadas y ahora los actores también se suman a la tendencia de pasar por el quirófano para quitarse algunos años de encima. Courteney Cox acudió al programa 'Running wild with Bear Grylls' donde reconoció que su intención con los retoques estéticos era perseguir la eterna juventud: "Un día ves fotos tuyas y piensas 'Oh Dios estoy horrible'" Además, la protagonista de 'Friends' no tuvo dudas en reconocer que se arrepiente de algunos de ellos: "He hecho cosas que lamento pero por suerte otras se disuelven y desaparecen".

A pesar de ser una de las actrices más atractivas de Hollywood, Cox comenta lo difícil que supone ser mujer en la meca del cine y que existe cierta presión para mantenerse joven para seguir protagonizando proyectos: "Para una mujer en esta industria... el hecho de envejecer no es fácil. Pero he aprendido la lección".

La actriz también señala que hubo una época que estaba obsesionada con la edad, pero con el tiempo ha aprendido a aceptar el paso de los años y la mella que hacen en el rostro: "Tengo un nuevo lema, 'simplemente deja que sea'", comentó en el conocido programa estadounidense.