Tom Cruise, que es cienciólogo desde hace más de 30 años, exigió a Katie Holmes que para conseguir el divorcio tenía que firmar un contrato donde se comprometiera a no salir públicamente con ningún hombre hasta 2017.

La actriz recibió por ese acuerdo una pensión alimenticia de casi 5 millones de dólares para su hija Suri y 5 millones para ella. Esta información la ha destapado el portal de noticias Radar Online.

Una fuente cercana a la expareja de Hollywood ha revelado al citado medio que: "En la cláusula se exige que Katie no puede hablar con Tom", y además añade: "Tiene derecho a salir con otros hombres, pero no puede hacerlo públicamente, ni debe dejar que ninguno de sus novios se acerque a su hija Suri".

En el supuesto de que Holmes infringiera alguna de las condiciones que se firmaron en la cláusula, los casi 10 millones de dólares que él le dio podrían ser reclamados. ¿Será esta la razón por la que la estadounidense no nos ha presentado a ningún chico después de Tom?