La pija Claire era Molly Ringwald, que tonteaba con el macarra Bender (Judd Nelson), Emilio Estévez lucía músculos como el atlético Andy, el colgado de la informática era Brian, interpretado por Michael Anthony Hall y finalmente Ally Sheedy hacía de Allison, una mentirosa compulsiva adicta a la ropa negra.

La película tuvo un enorme impacto en esa generación de jóvenes y preadolescentes de los ochenta que estos días 'tuitean' sobre las patas de galla de Judd Nelson o comparten enlaces a la canción que cerraba El Club de los Cinco, la ya mítica 'Don't You Forget About Me', de Simple Minds. [ Trending topic de twitter #breakfastclub ]

El pasado 20 de septiembre se reunió parte del elenco para conmemorar el aniversario en Nueva York. Faltaba Emilio Estévez, que parece renegar de esos años de su filmografía, y todos hablaron de la importancia que tuvo el director John Hugues, en sus carreras y en sus vidas.

Entre las curiosidades que acompañan la leyenda de 'The Breakfast Club' está el personaje robótico de Futurama, Bender, que se llama así en homenaje al personaje díscolo de Judd Nelson. También se cuenta que John Cusack iba a encarnar a Bender en lugar de Nelson, pero que John Hugues cambió de actor al principio del rodaje porque Cusack "no era suficientemente amenazador".