Celebrities » Hollywood

FUE TODO UNA DIVERTIDA CONFUSIÓN

Cindy Crawford relata cómo casi acaba en la cama con George Clooney tras una noche de fiesta

Cindy Crawford acudió hace unos días a charlar con Conan O'Brian en su programa de entrevistas y desveló un pequeño y embarazoso secretillo que tenía guardado. Una noche, cuando George Cloone y su marido, Rande Gerber, volvían de fiesta, la modelo acabó inesperadamente en la cama con George, aunque todo fue debido a una divertida confusión. ¡Mira, mira!

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Cindy Crawford asistió el pasado martes al programa de entrevistas estadounidense 'Conan' y comentó una curiosa anécdota en la que misteriosamente la modelo acabó en la cama con George Clooney después de que el actor saliese de fiesta toda la noche con su marido, Rande Gerber.

Conan O'Brien le preguntó si alguna vez se les había ido de las manos a los dos amigos, a lo que Cindy contestó: "Sí. George es muy educado ahora que está casado con Amal, pero hubo una vez que me preguntó si quería salir de fiesta con él y con mi marido, pero era sábado por la noche y tenía que quedarme en casa con los niños".

"A veces, si Rande vuelve tarde de fiesta, duerme en la habitación de invitados porque los niños acaban durmiendo conmigo en la cama. Así que cuando él y George volvieron aquella noche, me levante para ver si había vuelto sano y salvo a casa y entré en la habitación de invitados. Rande estaba durmiendo boca abajo en la cama y aún llevaba las botas puestas. Yo pensé '¿En serio?', así que me metí en la cama y le dije algo así como 'Hey, babe'. Me miró y no era Rande, era George. No sabía quién estaba más sorprendido, y fue en plan '¡Dios mío!' y me fui corriendo", relató la top.

Finalmente, resultó que Rande se había echado a dormir en la habitación de su hija Kaia. Cuando todos despertaron, no pudieron hacer otra cosa que reírse de la situación, aunque sí que se plantearon qué hubiera pasado si Cindy no se hubiera dado cuenta de que era George hasta el día siguiente. ¡Vaya panorama!

Publicidad