Desde que descubrió la fiesta, Lindsay Lohan no gana para disgustos así que cuanta más ayuda reciba, mejor. Por eso mismo, el actor Christian Slater ha decidido echarla una mano, y está dispuesto a ofrecerle toda su experiencia para que consiga superar sus problemas con las drogas.

Lohan salió a principios de año de un centro de reabilitación en el que estuvo tres meses interna. Y cuando pensábamos que había levantado cabeza, nos la encontramos protagonizando verdaderas historias de terror, pero no en el cine... Últimamente ha estado de juicio en juicio por haber robado un collar, delito por el que se le pide tres años de cárcel.

Pero... Slater, que se ganó a pulso en los ?90 convertirse en uno de los chicos malos de Hollywood, debido a sus problemas con el alcohol, drogas y violencia, ahora, completamente rehabilitado, ha decidido hacer el papel de 'hermano mayor' de Lindsay Lohan. Esperemos que su ayuda le sirva y Lilo por fin asiente cabeza...