Parece que lo de Chris Pratt y Anna Faris no tiene solución y es que la pareja ha decidido poner punto y final a su relación. Tras varios intentos fallidos, los actores aseguraron estar pasando por el proceso de divorcio tras ocho años de relación.

Chris y Anna tienen un hijo en común, Jack, de cuatro años. Ahora, Chris ha publicado la noticia de su separación en su perfil de Facebook. "Anna y yo estamos muy tristes de anunciar nuestra separación legal. Lo hemos intentado mucho tiempo y estamos realmente decepcionados. Nuestro hijo tiene dos padres que lo aman profundamente y por su salud mental queremos mantener este proceso lo más privado posible". "Todavía nos amamos, siempre nos respetaremos y nos admiraremos", ha querido concluir el actor.

Una triste noticia para todos sus seguidores, ya que veían a Chris y Anna como la pareja ideal. ¡Qué pena!