Chris Hemsworth no podría ser el hombre exitoso que es a día de hoy sin la ayuda de Elsa Pataky. En la publicación de noviembre de GQ Australia, Hemsworth admite que su esposa, con quien lleva seis años casado, ha hecho sacrificios para que él pueda conseguir su sueño de convertirse en un famoso actor en Hollywood. Su gran salto a la fama se produjo con su interpretación de 'Thor' en 2011 pero echaba de menos la normalidad de Australia. Así que la pareja y sus tres hijos dejaron Malibú para instalarse en Byron Bay. ''Hollywood era agobiante. Dejas de ser persona. No tienes de dónde sacar inspiración porque vives en ese mundo en el que hay que actuar dentro y fuera de las pantallas'', confiesa Chris.

Después de 'Thor', Chris a aparecido en numerosas películas de Marvel y actuado en películas de gran presupuesto como en 'Blancanieves y la leyenda del cazador' y 'Cazafantasmas'. Durante este tiempo el actor admite: ''Mi mujer y yo nos enamoramos, tuvimos hijos, no nos vimos realmente el uno al otro durante años y luego nos enamoramos nuevamente''. Y añade: ''En lo que a trabajo se refiere, ella ha dejado pasar muchas más oportunidades que yo. Ella quería que yo diera un paso atrás y estuviese más tiempo en casa con los niños y, por supuesto, yo también lo quería.'' El actor confiesa: ''Pero siento que estoy en ese punto crucial de mi carrera en que o hago que se me recuerde para siempre o caeré en el olvido''.

Aunque parece que su matrimonio sigue adelante, él sigue haciendo todo lo que puede para mostrarle a Elsa su agradecimiento: ''Cuando tienes hijos, cada instinto y cada momento es para ellos. No tienes tiempo para la otra persona así que es importante tener una cita de vez en cuando, porque la mayoría del tiempo sueles estar demasiado cansado para dedicarle tiempo a tu relación.'' Aunque, a diferencia de su padre, él no es de la clase de chicos que escriben cartas de amor. ''No hay escasez de cuantas veces le digo que le quiero, pero supongo que no suelo detallar el cuándo o por qué.'' Ahora Hemsworth está trabajando para ser un marido mucho más atento para Elsa.