Este verano Jeremy Meeks fue pillado en compañía de Chloé Green a bordo de un yate en la costa turca. Tras conocerse la separación de su mujer, los tortolitos se han vuelto inseparables y podríamos estar ante una nueva boda.

Y es que el anillo de compromiso de diamantes que Chloé luce sobre su mano hace levantar muchas sospechas. Además, hemos podido verlos disfrutando de sus vacaciones en las costas de Miami muy abrazados y derrochando amor.

El divorcio de Meeks con su esposa Melissa sigue adelante. Mientras, el expreso y Chloé siguen aprovechando al máximo estos días de descanso. Lo cierto es que la pareja parece conectar de maravilla a pesar de que el padre de la joven no acabe de ver claro este romance. Pronto sabremos si habrá o no planes de boda.