Channing Tatum y Jenna Dewan han puesto punto y final a su matrimonio. La pareja comenzó a salir en el año 2006, cuando se conocieron en el rodaje de ‘Step Up’, y tres años después se daban el ‘sí, quiero’. Ahora su historia de amor se ha acabado, tal y como ellos mismos han contado a través de un comunicado que han publicado en sus respectivas redes sociales.

La pareja tiene una hija en común, Everly, que próximamente cumplirá cinco años: “Todavía somos una familia y siempre seremos amorosos dedicados a Everly”. Según sus palabras: “Hemos elegido separarnos como pareja. Nos enamoramos profundamente hace muchos años y hemos tenido un viaje mágico juntos. Absolutamente nada ha cambiado acerca de cuánto nos amamos, pero el amor es una aventura que nos lleva por diferentes caminos por el momento.

Esta separación llega en un momento en el que nada parecía ir mal entre ellos. Cierto es que Jenna acudió sola a la fiesta post Oscar de Vanity Fair, pero excusó a Channing diciendo que se había quedado en casa cuidando de su hija. Es más, hace unas semanas los dos aparecían en el Instagram del actor con la cara pintada por su hija, por lo que nadie se imaginaba este distanciamiento entre ellos.