Después de conocer que ningún diseñador quiere a Chabelita entre sus invitados al desfile de la Pasarela Cibeles, no podemos sino hacer un repaso de las celebrities que, al igual que la hija de la tonadillera Isabel Pantoja, han sido vetados de algún país o lugar del mundo.

El guapérrimo Brad Pitt no puede pisar tierras chinas desde que en 1997 protagonizase la película 'Siete años en el Tíbet'. El país asiático se sintió ofendido por cómo el film presentaba a sus ciudadanos, por lo que vetaron la entrada en China al actor. Siguiendo con el país del sol naciente, Paris Hilton no podrá irse de fiesta nunca más a Japón, pues sus problemas con las drogas y el alcohol no son bien vistos en ese país.

Selena Gomez tampoco es bien recibida en Rusia, después de manifestar en pleno concierto su incondicional apoyo al colectivo gay, un sector de la población que allí está totalmente reprimido.

Los movimientos sexys y provocativos, combinados con el vestuario más sensual y llamativo de la 'Queen Beyoncé', no podrán ser vistos en Malasia. Varios partidos políticos consideran a la de Houston una artista demasiado sensual y por ello, Beyoncé tuvo que cancelar sus actuaciones hasta en tres ocasiones.En el mismo país del sureste asiático, el grupo liderado por Gwen Stefani, No Doubt, no pudo actuar debido a que un grupo estudiantil musulmán consideraba a la artista 'obscena' y su imagen dañaba la moralidad de sus compatriotas.

Los movimientos eróticos y más obscenos de Miley Cyrus tampoco podrán ser vistos en República Dominicana. El concierto previsto para el 13 de septiembre en este país ha sido cancelado porque la artista "realiza actos reñidos con la moral y las costumbres del país que son penadas por las leyes dominicanas".

El mal comportamiento de Justin Bieber es conocido mundialmente, sin embargo, el ídolo de masas ha sido vetado en una ciudad del mismo país en el que reside: Miami. Justin no puede entrar en varios de los locales nocturnos más famosos de la ciudad de Florida, debido a los incidentes que protagonizó conduciendo ebrio, sin carnet y resistiéndose a la autoridad. Tampoco puede entrar en una discoteca de Viena después de que su guardaespaldas se dedicase a romper los móviles de los fans que intentaban sacarle una foto al artista en el interior del local.

Chris Brown tuvo el acceso vetado a Reino Unido después de su incidente en 2009 con Rihanna. El cantante estuvo considerado como un 'criminal' y posteriormente tuvo que cancelar su gira europea en 2010.

Alec Baldwin, Lady Gaga, Enrique Iglesias o Jay Z, entre otros, son algunos de los artistas cuya presencia no es bien recibida en algunos países, por razones culturales, institucionales o personales.