A nuestras celebrities también les llega la hora de decir adiós a sus mansiones, aunque los precios son todavía inalcanzables para el resto de los mortales. Winona Rider, por ejemplo, vende su casa de ‘estilo español’ por  2,5 millones de euros y Naomi Wats dice adiós a su mansión de estilo provenzal por 4,3 millones de euros.

Otros, ya desesperados por encontrar un dueño a sus casonas, se han visto obligados a bajar los precios. Ahora por 14,5 millones de euros, podemos vivir en el inmueble de Ricky Martin situado en la playa privada de Golden Beach. Y Cristina Aguilera ha decidido bajar un 25% el precio y poner a la venta su lujosa casa de Los Ángeles por 4,2 millones de euros.

Pero no todo son penas para nuestros famosetes. Mientras unos se desprenden de sus inmuebles, otros, como Sarah Jessica Parker, adquieren por 21 millones de dólares un nuevo piso en la parte oeste de Central Park y el cantante Justin Timberlake cambia su antiguo apartamento en el barrio de Tribeca (Manhattan), por un ático en el Soho.

No hay duda de que estas casas no conocen de edades, y sino que se lo digan a Miley Cyrus. La ex Hannah Montana ha pagado 2,7 millones de euros por una hacienda de estilo español en Toluca Lake, California.

Quién fuera famoso para vivir entre tanto lujo, mientras tanto tendremos que conformarnos con ver las fotos de sus espectaculares mansiones.