Jim Carrey vuelve a estar en el centro de la polémica después de que Mark Burton, viudo de Cathriona White, demande de nuevo al actor asegurando que le transmitió tres enfermedades sexuales (gonorrea, herpes tipo y herpes tipo 2) y que esto fue el motivo verdadero por el que la maquilladora decidiera quitarse la vida.

Además, las acusaciones no cesan ahí, ya que Burton señala a Carrey por presionar a White para que no hiciera ningún tipo de declaración al respecto. En el texto de la demanda, Mark asegura que incluso White le escribió una carta al actor tachándose a ella misma de "mercancía dañada" ya que le sería muy difícil rehacer su vida sentimental.

Esta denuncia se suma a la que Mark ya hizo contra el actor donde afirmaba que el protagonista de 'El show de Truman' fue quien proporcionó a su exnovia las pastillas que le provocaron la muerte debido a una sobredosis. El intérprete mandó un comunicado a través de sus abogados para defender su honor: "No toleraré este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de 'Cat' nacieron mucho antes de que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera. Espero de verdad que pronto la gente deje de intentar sacar provecho de esto y la deje descansar en paz".