Ben Affleck y Jennifer Garner siempre han sido una de las parejas más queridas de Hollywood, por lo que no es de extrañar que la separación de los actores ha sido un tema de lo más comentado.

Ahora salen a la luz nuevas informaciones que podrían sacar toda la verdad sobre su divorcio y el reciente noviazgo del actor con Lindsay Shookus. Según informa Radar Onlie.com, Affleck habría estado tonteando en varias ocasiones con la productora de Sataurday Night Live cuando aún seguía casado con Garner.

Pero esto no acaba aquí, la actriz era consciente de estos tonteos y fue esta situación la que la llevó a enfrentarse a Ben. Jennifer se enteró cuando recibió una llamada de una tienda de joyas preguntándole por un anillo, pero la sorpresa fue que Ben se lo había dado a su nueva novia. En ese instante, la actriz se enfrentó a Lindsay exigiéndole que devolviera la joya, pero la productora no quiso hacerlo a menos que Ben se lo pidiera.

Lo que muchos no entienden es porque él ha querido hacer creer que quería arreglar las cosas con su ya exmujer, cuando realmente hacía ya tiempo que llevaba manteniendo contacto con su actual pareja.

Ahora la relación entre el actor y la productora ya no es ningún secreto, hace unos días fueron pillados en Londres disfrutando de unas vacaciones juntos.