'Donde dije digo, digo Diego' o sino que se lo digan a Cameron Diaz. La actriz, que hace apenas un año se mostraba muy arrepentida de los retoques estéticos a los que se había sometido, ha sido fotografiada saliendo de una de las más prestigiosas clínicas de cirugía estética de Beverly Hills en Los Ángeles acompañada de su marido.

"No, no quiero ser así, prefiero ver mi cara envejeciendo a ver una cara que no es la mía", revelaba la actriz en el programa Entertainment Tonight donde presentó su libro 'The Body Book'.

Tras estas declaraciones, la intérprete de 'Algo pasa con Mary' se convirtió en una de las famosas abanderadas de la belleza natural y en contra de los retoques estéticos por lo que esta imagen ha sido una 'pillada' en toda regla. A no ser que fuese su marido, Benji Madden, el que fuese a hacerse algún retoquito…