Leighton Meester iba a alisarse el pelo a la peluquería y ha terminado rubia platino. No, no se trata de un accidente. La actriz ha confesado que llevaba tiempo pensando en cambiar de look y que confió en sus peluqueros para llevar a cabo este cambio radical.

Aunque podría parecer una locura momentánea, Leighton ya había hablado de teñirse de rubia y aunque había probado con tonos más claros que el castaño al que nos tiene acostumbrados nunca se había atrevido con el rubio total: "Este es un look completamente diferente. Siempre pensé que llegaría a ser platino en algún momento". Para conseguir este color, la actriz tuvo que estar seis horas en la peluquería para poder decolorar del todo su melena.

La actriz ha subido varias fotos de su nuevo look a Instagram presumiendo de nueva imagen...