Brooklyn Beckham ya no es un niño, el hijo mayor de David y Victoria Beckham hace tiempo que dejó de hacer cosas de críos y cada día está más preocupada por su imagen y parecerse más a su padre.

Así, Brooklyn está muy entregado a sus entrenamientos diarios en el gimnasio y tener el cuerpazo que luce su famoso y admirado padre.

Prueba de ello son algunas de las últimas publicaciones que ha subido a su cuenta de Instagram donde se le ve en un vídeo machacándose haciendo ejercicio, o en otra imagen donde saca músculo para que se vean el resultado de su esfuerzo.