Brooklyn Beckham aparca donde le da la gana aunque le multen. Así de claro lo tiene el primogénito de David y Victoria que, por más multas que acumule por aparcamiento, siempre en el mismo sitio, va a seguir dejando su coche ahí.

Y es que Brooklyn suma ya cuatro multas por aparcamiento en su Mercedes Clase C Coupé, por aparcarlo en zona prohibida en el vecindario de Kenshignton Highs.

Su ‘carro’, valorado en 45.000 euros y capaz de ponerse de 0 a 100 en 6,7 segundos, recibía ayer mismo un nuevo papelito amarillo, que Brooklyn cogió sin darle mayor importancia. Y es que cuando hay dinero como para comprarse una mansión valorada en 208 millones de dólares, tal y como tienen pensando sus padres, seguramente la multa no sea ningún problema. Y es que al final ser un Beckham te permite a aparcar donde quieras porque puedes pagarlo…

Brooklyn Beckham montaje | Gtres