Bradley Cooper e Irina Shayk parecían disfrutar de una relación perfecta, al menos, hasta que el actor protagonizó junto a Lady Gaga la película 'Ha nacido una estrella'. La química entre ambos consiguió atravesar la pantalla y atrapar a los espectadores de tal forma, que muchos llegaron a preguntarse si de verdad estaban actuando o entre ellos había algo más.

Nada fuera de lo común si no fuera porque tanto uno como otro tenían pareja. Gaga estaba comprometida en aquel momento con Christian Carino y Bradley Cooper parecía disfrutar de una relación de ensueño con Irina Shayk, la madre de su hija.

Fueron los comentarios surgidos a raíz de su interpretación, y consiguiente actuación en la gala de los Óscar, los que pusieron el foco sobre una posible crisis en la relación de la modelo y el actor. Y a pesar de que ya ha pasado tiempo, y la propia Gaga se encargó de negar que entre ella y Cooper pudiera haber algo más que una simple amistad, parece ser que los rumores sobre una posible ruptura suenan más fuerte que nunca.

Según ha informado el medio americano 'Page Six' la relación de Irina y Bradley pasa por su peor momento. Además, no es la primera vez que fuentes cercanas a la pareja aseguran que "son miserables juntos".

Sin embargo, fieles a mantener su vida privada en secreto, ninguno de los dos se ha pronunciado todavía al respecto. Y si bien a mediados de marzo acallaban los rumores posando de lo más felices junto a la pequeña Lea de Siene, habrá que esperar para descubrir si finalmente hay una nueva separación en Hollywood.