Después de la actuación de Lady Gaga y Bradley Cooper en la pasada gala de los Oscar, fueron muchos los rumores que circularon sobre los posibles problemas que estaba teniendo el actor con Irina Shayk en su relación por la gran complicidad que mostraba con la cantante ante las cámaras.

Pero a pesar de las muchas especulaciones, parece que la pareja sigue feliz y enamorada.

Recientemente el actor y la modelo eran fotografiados por los paparazzis disfrutando de una tarde de parque junto a su hija Lea de Seine.