Jennifer Aniston celebró su 50 cumpleaños por todo lo alto en el Sunset Tower Hotel en Bervely Hills. Acudieron muchos amigos del panorama hollywoodiense como George Clooney, Reese Whiterspoon, Gwyneth Paltrow, Orlando Bloom o Robert Downey Jr.

Pero, sin duda alguna, el invitado más especial fue Brad Pitt, y es que desde que la actriz se separase hace un año de Justin Theroux, parece ser que mantiene una muy buena relación con él, pese a su dramático divorcio hace ya años.

Nadie se sorprendió de verle allí ya que todo el mundo sabía que los que un día fueran marido y mujer ahora se llevan muy bien. Tal y como revela una fuente a Hollywoodlife.com: "Sus amigos estaban felices de ver a Brad en la fiesta. Lo que causó su divorcio es ya algo pasado".

Además, Brad tuvo un detalle con su exmujer en una fecha tan especial, según reveló una fuente a la revista People: "La mayoría de los invitados a la fiesta de cumpleaños enviaron regalos a la casa de Jen. Brad también lo hizo", eso sí, qué le regaló sigue siendo todo un misterio.