Brad Pitt y Jennifer Aniston han estado juntos de vacaciones, según informa la revista New Idea. La expareja ha compartido unos días de relax en la villa que George Clooney tiene en el Lago Como.

Al parecer, el actor ha querido darse un respiro en Europa tras las últimas polémicas en torno a su divorcio de Angelina Jolie, y se ha traído consigo a su hija Shiloh, de doce años, que ya habría comenzado su cambio de sexo de chica a chico.

Según revela la revista, Jen se encontraba en Milán rodando su última película, y decidió reunirse con el que fuera su marido aprovechando la ocasión de que estaba cerca. Además, la actriz y Shiloh tienen muy buena relación.

Se reavivan así los rumores de que Jennifer y Brad podrían reconciliarse. Sin duda alguna, uno de los sueños de película que los seguidores del exmatrimonio siempre han tenido en mente desde que ambos se separaran de sus respectivas parejas.