Brad Pitt está siendo investigado por la policía de Los Ángeles, concretamente por el Departamento de Niños y Familias, por, supuestamente, tener una actitud abusiva física y verbal hacia sus hijos, según informa en exclusiva el portal TMZ.

Fuentes cercanas a la familia aseguran que el miércoles 14 de septiembre, días antes de que Brad y Angelina Jolie anunciasen su divorcio, la familia vivió un conflicto. Y es que al parecer el avión privado que trasladaba a la pareja y a sus seis hijos se quedó tirado. A Pitt no le sentó nada bien, y reaccionó gritando a sus hijos, incluso agrediéndoles físicamente.

De ahí, que un testigo informase de forma anónima de lo sucedido, por lo que tanto Brad como Angelina ya han sido entrevistados y el departamento que lleva a cabo la investigación quiere entrevistar a cada uno de los niños.

Por otro lado, la policía ha informado de que esto es parte de la rutina cuando alguien les informa de maltrato infantil, pero que hasta ahora no se pueden confirmar si ha sido sólo verbal o físico, o ambos.

Además, estas mismas fuentes, según informa TMZ, dicen que tras el incidente fue cuando Angelina decidió separarse, pidiendo el divorcio a Brad unos días más tarde. Otra fuente cercana a Brad también dijo a este mismo medio: “Se ha tomado el asunto muy en serio y dice que no cometió ningún abuso de sus hijos”.