Brad Pitt derritió anoche en Madrid a todos los fans que se agolparon a las puertas de los cines Callao, donde el atractivo actor presentó junto a Marion Cotillard la película ‘Aliados’.

Brad estuvo encantador con sus seguidores. Durante su paseíllo se hizo selfies, saludó a diestro y siniestro y lució guapura en su grado máximo. Sí, estaba guapísimo: ese corte de pelo, esos ojazos azules y esa elegancia con la que llevaba un pañuelo al cuello hicieron que el público cayera rendido a sus pies. Su visita fue corta pero intensa, y sus “holas” y “muchas gracias” en español terminaron de hacer las delicias.

Pero allí también estuvo Marion, bellísima luciendo un diseño de Armani Privé con pronunciado escote y que marcaba su segundo embarazo. Menos entregada que Brad, su estado tampoco se lo permite, sí que posó con su compañero frente a los flashes. De entrevistas, ni hablemos, y es que Brad no quería cámaras de televisión alrededor que, seguramente, le preguntaran por su divorcio con Angelina Jolie.

Además, ha sido en nuestro país donde recibió una muy feliz noticia: el FBI ha cerrado la investigación por supuestos abusos físicos y verbales a su hijo Maddox durante el incidente en el avión.

Brad saluda en el photocall en Madrid | Gtres

Ad

Brad Pitt y Marion Cotillard | Gtres