Brad Pitt ha dado unas asombrosas declaraciones a la agencia Associateed Press hablando sobre sus problemas de personalidad, ya que el guapo actor se define como un hombre orgulloso y arrogante, sobre su familia e incluso ha hablado sobre la ayuda que está recibiendo por parte de un especialista para poder superar la complicada situación en la que se encuentra: "Empiezas a creerte tu propia porquería. Cada vez que me meto en problemas, es por mi propia arrogancia. No tengo ningún secreto. No tengo nada que esconder. Somos humanos y encuentro muy interesante la condición humana. Si no hablamos al respecto, no conseguiremos mejorar".

El exmarido de Angelina Jolie está dispuesto a salir adelante por sus hijos, ya que son un pilar fundamental en su vida, y como el padrazo que nos ha demostrado que es, no quiere perderse ni un minuto de la vida de sus pequeños: "He pasado tiempo tratando de mantener el barco a flote, y entiendo la nueva configuración en nuestra familia. Los niños son todo, son tu vida, y tienen que tener toda la atención del mundo".

Este no es el primer problema que el protagonista de 'Aliados' admite, ya que han sido varias las ocasiones donde ha reconocido los problemas que tuvo en su adolescencia con el alcohol y las drogas. Esperemos que este solo sea otro bache en el camino y podamos volver a ver el alegre Brad que tanto nos gusta.