La actriz Blake Lively, que posó junto a su marido Ryan Reinolds, ha sidos una de las estrellas que más ha brillado en la alfombra roja de Cannes. Este fin de semana, ha vuelto a decantarse por un Gucci, al igual que su esposo. El modelito es un diseño en blanco y negro con un espectacular escote adornado con joyas de Lorraine Schwartz.

Salma Hayek eligió el rosa para un precioso Saint Laurent, con un mensaje dirigido a la liberación de las niñas secuestradas en Nigeria. Una espectacular Eva Longoria lució un vestido blanco de palabra de honor de Gabriela Cadena. Freida Pinto fue de Michael Kors y Léa Seydoux, con un vestido de tonalidad verde de Prada.