Billie Lourd, hija de Bryan Lourd, un directivo de una importante agencia de talentos de Hollywood y exnovia del lobo de 'Crepúsculo', Taylor Lautner, que ha sido su gran apoyo durante este año, será heredera de una fortuna de siete millones de dólares.

Tras la muerte de su madre la actriz Carrie Fisher en diciembre de 2016, Billie recibirá de forma directa esta herencia además de otras propiedades que su abuela había dejado a la actriz.

Carrie murió a los 60 años debido a un infarto mientras viajaba en un avión. Además de Billiey, Disney recibirá 50 millones de dólares gracias a la póliza que aseguraba el papel de Fisher en las próximas tres películas de la saga.