La sociedad quiere someter a las mujeres dentro de unos cánones de belleza que no son reales. Tanto es así, que incluso las modelos se sienten presionadas a cumplir unos estándares físicos que les lleva incluso a entrar en depresión como es el caso de Cara Delevinge. Por eso, hay algunas VIPs 'curvy' que alzan la voz y se sienten orgullosas de su cuerpo sin ser un ángel de Victoria's Secret.

Beyoncé se mostró en contra de H&M cuando retocó sus fotos en bikini para la campaña que protagonizaba reduciendo el tamaño de sus piernas y cintura. El clan Kardashian-Jenner siempre se ha mostrado muy a favor de las mujeres 'curvy'. Kim Kardashian no duda en presumir de cuerpo en las redes sociales cada vez que tiene ocasión y Khloé Kardashian, más recatada, posó para la revista 'Complex' presumiendo de trasero. Pero no son las únicas, la actriz Gabourey Sidibe no duda en criticar a los comentarios crueles que hay sobre su peso en la red. La cantante Adele, se siente "orgullosa de ser gorda", a pesar de que ha perdido unos cuantos kilos desde que comenzase su carrera musical.

La portada de la actriz Mindy Kaling para 'Elle' fue muy criticada porque algunos consideraban que no estaba del todo en forma. La intérprete no dudó en contestar asegurando que era una crueldad hablar de sobrepeso. Parecido es el caso de Danielle Fishel, que las fotos de su boda dieron que hablar porque estaba supuestamente gorda. La actriz también tachó de crueles los comentarios y afirmó que pesaba 49 kilos y mide 1'73 cm. ¡Qué fuerte!

Tampoco podemos olvidar a Demi Lovato, Meghan Trainor, Lena Dunham, Mariah Carey o Kate Winslet. Este grupo de famosas siempre se han mostrado a favor de los cuerpos con curvas y consideran que así son más sexys y bonitos.