Ben Affleck se encuentra en plena promoción de su nueva película, ?Triple Frontier?, de ahí que hace unos días se sentara en un plató de televisión donde tuvo la oportunidad de hablar no sólo sobre su trabajo, sino también sobre sus problemas con el alcohol y su exmujer, Jennifer Garner.

Y es que bien es sabido lo importante que ha sido la madre de sus tres hijos en todo el proceso de rehabilitación, ya que fue ella misma quien lo llevó a una clínica para que pusiera fin a su alcoholismo. Ella ha sido un apoyo fundamental, por lo que cuando le preguntaron si la seguía queriendo, respondió: ?Por supuesto, ella es maravillosa?.

Ben y ella tienen una muy buena relación, y es que pesar de su divorcio él sigue queriendo mantenerse cerca de su familia, en especial de sus hijos: ?Tengo la suerte de que tienen una madre genial que se asegura de que esta relación funcione lo mejor posible?.

No se arrepiente de haber confesado públicamente que era alcohólico: ?Lo conté porque sentí que tenía un problema grave y quería hablar de ello, y me siento bastante orgulloso de haberlo hecho?, asegura.