Aunque no sean las reinas de la red social, ni se hayan hecho con el récord de 'Me gusta' de Instagram, las hermanas Kardashian cuentan con millones de seguidores y una gran repercusión, pues se han convertido en todo un referente de estilo y belleza, y eso ha hecho que muchas marcas hayan apostado por ellas para la promoción de sus productos.

Concretamente son Kim Kardashian, Khloé Kardashian y Kourtney Kardashian las expertas en la publicidad por las redes sociales, y es que todo lo que usen, coman o se pongan se convierte en lo más deseado por millones de personas que siguen cada paso que dan por sus perfiles en las redes. Esto está suponiendo unos millonarios ingresos a las estrellas del reality familiar 'Keeping Up With The Kardashians', aunque se mantienen fieles a su estilo de vida y rechazan todo lo que no tenga nada que ver con ellas.

Según Michael Heller, encargado de la empresa de marketing online que lleva la mayoría de colaboraciones de las hermanas Kardashian, hay marcas que pagan hasta 500.000 dólares para que Kim luzca sus productos en sus redes sociales, mientras que Khloé o Kourtney pueden alcanzar los 250.000 dólares por una publicación promocional. Esto supone un 25% de sus ganancias, tal y como ha declarado Heller.