Ashton Kutcher y Demi Moore son de los que creen en la profecía de que en 2012 se acabará el mundo. Así que quieren estar preparados “por si todo se va a la mierda”. Así lo ha afirmado el actor en la publicación. ¡Como paraguayas, vamos!.

La dieta con la que ya llevan un tiempo consiste en tomar únicamente limonada, agua, sirope de arce y pimienta de cayena durante 10 días, y por lo visto, de este modo, el cuerpo se acostumbra a la falta de alimentos por un largo periodo de tiempo. Un entrenamiento de supervivencia en toda regla, si señor. Así nos explicamos los cuerpazos que tiene la pareja.

¡Una pena! Mientras todos nos ponemos las botas en estas fiestas, ellos alimentándose a base de agua y pimienta... ¡Y todo por si se acaba el mundo en 2012!. En fin, los mortales de momento nos pegaremos una buena cena mañana para celebrar el 2011, que ese nos pilla más cerca.