A Mila Kunis no le ha salido nada bien hablar abiertamente del bebé que espera junto a Ashton Kutcher. Después de que la actriz acudiera hace unos días al programa de televisión de Ellen Degeneres y hablase sobre su embarazo, los paparazzis no han perdido el tiempo para seguir todos sus pasos.

Y es que después de que Mila y Ashton saliesen a pasear a sus perros, por sorpresa para ellos, se encontraron con numerosos paparazzis en la puerta de su casa, lo que provocó el enfado de la actriz.

Es por eso que Kunis comenzó a discutir con los fotógrafos allí presentes mientras que su chico intentaba calmarla metiéndola hacia casa. Una vez dentro, Kutcher también arremetió contra los periodistas y les dedicó unas palabras. ¡La que se armó!