¡Qué envidia nos dan las celebs! Con sus cuerpazos, sus caras siempre perfectas y sus planes de ensueño… Sin embargo, algo que nos tiene a todos en vilo es cómo conseguirán mantener la figura con todos esos caprichitos que se dan y que siempre vemos en las redes sociales: que si comilona por aquí, que si un heladito por allá, que si ahora me hago tortitas, que si luego me hincho a comida rápida

El secreto de sus cuerpazos no lo sabremos, pero como sí que sabemos lo que comen, como Jessica Alba o Camila Belle, a quienes le pirran los pastelitos; o Elizabeth Banks, que no perdona el cuenco de palomitas mientras ve una peli. Por su parte, Ashley Benson no oculta su amor por la comida basura y las patatas del McDonald's son su perdición.

Nos resulta de lo más extraño ver a Jessica Biel comiéndose un dulce como si no hubiera mañana o a Shay Mitchell disfrutando de un trozo de pizza como si fuera el último en el mundo. Los helados son imprescindibles en la dieta de Miley Cyrus o Kendall Jenner, y Julianne Hough es una auténtica repostera.

Las patatas y los refrescos para una tarde tranquila en casa son un plan 10 y Ashley Greene los sabe, al igual que Jaime King y Heidi Klum siempre tienen presente un pastel en las celebraciones especiales. En cuanto a Lupita Nyong'o, tiene claro que no puede vivir sin el chocolate negro.

Hemos visto a Taylor Swift cuidando la dieta haciéndose una parrillada de verduras y a Shailene Woodley descuidarla del todo con una pizza gigante para ella sola. Sofía Vergara sabe qué elegir y se decanta por las tartas de piña, mientras que para Justin Bieber el mejor plan es ir a ponerse las botas a un restaurante italiana con su hermano. ¡Qué glotones!