Son muchos los famosos que han perdido la vida trágica y repentinamente pero sobrecoge especialmente conocer las tristes historias de aquellas celebridades que no llegaron a cumplir 30 años cuando estaban en lo más alto de su carrera o empezando a disfrutar del éxito. Este es el caso del actor de 27 años Anton Yelchin quien fallecía en extrañas circunstancias el pasado domingo 19 de junio tras quedarse atrapado entre su coche y la verja de su casa.

Un nombre que hay que añadir a muchos otros que corrieron su misma suerte como es el caso de Amy Winehouse quien fallecía a la misma edad que Anton el 23 de julio de 2011 después de llevar unos años dedicados a los excesos. La investigación de su muerte concluyó en que fue una intoxicación etílica lo que puse punto y final a su vida tras encontrarla en su casa del barrio londinense de Camden.

Otra muerte que marcó el panorama VIP hace unos años fue la del actor Heath Ledger de 28 años. Una sobredosis de somníferos fue lo que se lo llevó por delante en enero de 2008 después de haberse divorciado de su mujer Michelle Williams, con la que tenía una hija, Matilda Rose.

Mucho más joven fue la pérdida de la que podría haber sido la nueva Jennifer Lopez o Whitney Houston, Aaliyah, quien falleció en un accidente de avión a los 22 años.

Otro accidente acabó también con la vida y carrera del mítico actor de Hollywood James Dean el 30 de septiembre de 1955 cuando se estrelló contra otro automóvil. Tenía 24 años.

La modelo, presentadora y periodista británica Peaches Geldof, hija del músico Bob Geldof y la presentadora Paula Yates, fue encontrada muerta a los 25 años, el 7 de abril de 2014, por una sobredosis de heroína.

La comunidad latina y el mundo entero se conmocionaron con el asesinato de la cantante y compositora Selena. Obtuvo un éxito rotundo desde pequeña, pero murió el 31 de marzo de 1995 a los 23 años desangrada en un hospital tras los disparos que recibió por parte de la presidenta de su club de fans, Yolanda Saldívar.

El líder y compositor de la exitosa banda Nirvana, Kurt Cobain, también falleció a los 27 años, el 5 de abril de 1994. El exitoso músico y padre de Frances (hija que tuvo con Courtney Love) fue encontrado muerto de un disparo que él mismo ocasionó.

La cantante Janis Joplin fue uno de los íconos del rock más grande de la década del 60. La exitosa artista falleció de una sobredosis de heroína a los tempranos 27 años, el 4 de octubre de 1970.

Antes de la autopsia oficial, se cree que fue la heroína la que acabó con la loca vida de Jim Morrison, de The Doors, en París en 1971. Tenía tan sólo 27 años. En la imagen se le aprecia junto al resto de la banda (es el segundo comenzando por la derecha).

Joven, guapo y aficionado a los excesos, así era el actor River Phoenix, estrella de los años 80. Una sobredosis de heroína y cocaína sería lo que le acabaría con su vida en el pub Viper Room, cuando sólo tenía 23 años.