Angelina Jolie ha concedido una entrevista a Vanity Fair donde ha hablado sobre los problemas médicos que ha sufrido después de su polémico divorcio con Brad Pitt. La actriz ha tenido la llamada parálisis de Bell, enfermedad temporal que daña parte de los nervios de la cara pudiendo originarse debido al estrés a causa de su separación: "No sé si es la menopausia, o si sólo fue el año que tuve".

Ahora, ha asegurado que se encuentra centrada en su familia y su casa: "Solo quiero hacer el desayuno adecuado y mantener la casa. Esa es mi pasión, a petición de mis hijos, estoy tomando clases de cocina. Cuando me voy a dormir por la noche, pienso: ¿Hice un gran trabajo como madre o fue un día normal", confesaba Angelina, quien acaba de mudarse junto a sus seis hijos a una mansión en Los Ángeles.

En estos momentos de su vida, la exmujer de Brad Pitt, se siente una mujer completa: "Realmente me siento más como una mujer porque siento que soy inteligente en mis decisiones y estoy poniendo a mi familia primero, estoy a cargo de mi vida y mi salud. Creo que es lo que hace a una mujer completa… A veces las mujeres en las familias se ponen en último término hasta que se manifiesta su propia salud".

Durante la entrevista, le preguntaron sobre el motivo que llevó a la pareja a tomar la decisión de poner punto y final a su matrimonio: "Las cosas se pudieron mal, no quería usar esa palabra. Las cosas se volvieron difíciles. Nuestro estilo de vida era en modo alguno negativo", aclaró Jolie.