Cuando Angelina Jolie y Brad Pitt empezaron su relación en 2006, la actriz acababa de adoptar al que es su hijo mayor, Maddox. Sin embargo, lo que en un principio parecía una familia feliz a la que pronto sumarían 5 miembros más (Pax, Zahara, Shiloh y los mellizos Knox y Vivienne) puede que oculte algún que otro oscuro secreto.

Según informa el portal Us Weekly, hace tres años, cuando Angelina y Brad decidieron separarse, el actor y su hijo Maddox tuvieron un fuerte altercado a bordo de un avión, y desde entonces, su relación no ha mejorado.

Se rumorea que en ese momento la estrella de Hollywood estaba borracho y a pesar de haberse sometido a rehabilitación y pasado pruebas de alcoholemia y drogas para poder tener la custodia de los niños, el joven no le ha perdonado.

Tanta es la tensión que hay entre padre e hijo, que este último ha tomado una radical decisión. ¡Pincha en el vídeo de arriba para enterarte!

Una fuente cercana a la familia ha asegurado que "Maddox y Pax pasan más tiempo con sus amigos y están ocupados haciendo lo suyo. Pasan menos tiempo del que solían con los niños más pequeños y la familia".

Angelina Jolie y Brad Pitt con sus hijos | Gtres

Seguro que te interesa...

El verdadero motivo por el que Brad Pitt no acudió a la fiesta de cumpleaños de Shiloh