El divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt no deja de generar titulares. Ahora es un amigo de la actriz el que ha confesado a la revista Paris Match que estaría “arrepentida de haber pedido el divorcio a Brad Pitt, "le echa mucho de menos”.

Añade además que Jolie está muy inquieta: “No come y no deja de dar vueltas por la casa de los nervios que tiene”. Por lo visto, ha comenzado a sentir la gran ausencia de su marido y siente que toda la exposición mediática que ha sufrido la familia al completo “ha hecho una enorme mella sobre ella”.

“Angelina tiene dudas sobre si quiere renunciar a Brad por el resto de su vida”, asegura la misma fuente. La protagonista de ‘Tomb Raider’ además no estaría metiendo prisa para que esto terminara rápidamente, es más “Angelina no se había dado cuenta de lo mucho de menos que iba a echar a Brad, de su sentido del humor y del hecho de verlo cada día”.

Además, la intérprete es consciente de que Brad está poniendo todo de su parte para solucionar los problemas: “Fue incluso capaz de arreglar la situación con su hijo mayor Maddox, fuente de muchos de los conflictos de la pareja”, asegura esta persona. Y agrega: “Los niños siempre hablan mucho de su padre y hacen preguntas sobre él. El hielo se está derritiendo entre ellos”, confiesa.