Celebrities » Hollywood

Según TMZ, la actriz podría encontrarse en Los Ángeles

Amanda Bynes está en paradero desconocido tras ser puesta en liberad después de su arresto por conducción temeraria

¿Dónde está Amanda? Ésa es la pregunta que nos hacemos todos desde que el pasado domingo la estrella de Hollywood fuese arrestada y puesta en libertad por conducción temeraria. Según el portal 'TMZ', la actriz se encuentra en Los Ángeles aunque nadie haya tenido noticias suyas desde el fin de semana, y sus padres están aún más preocupados al saber que Amanda ha dejado de tomarse su medicación para sus problemas de bipolaridad y esquizofrenia. Desde luego, el centro de rehabilitación al que estuvo acudiendo hace apenas unos meses de poco le ha servido...

Impresionante y de rosa sobre la alfombra roja

Gtres EL DECLIVE DE AMANDA BYNES

Publicidad

Cuando parecía que la vida de Amanda Bynes iba por buen camino, la joven entrella de Hollywood es arrestada por conducción temeraria y desaparece sin dejar rastro.

La actriz fue detenida por la policía de Los Ángeles el pasado domingo tras sobrepasar los límites de velocidad. Los agentes, al comprobar el desemejorado aspecto de Amanda, decidieron hacerle un test de alcoholemia. Bynes conducía bajo los efectos de la marihuana y el Adderol, un medicamento que consume por sus problemas psíquicos. Seguidamente fue encarcelada aunque su fianza de 12.000 dólares fue pagada por un sujeto desconocido, ya que sus padres aseguran que ni siquiera sabían que estaba arrestada y que se enteraron por los medios de comunicación. El paradero de Amanda tras ser liberada, es desconocido. El portal web 'TMZ' informa que podría encontrarse aún en Los Ánegles, aunque nadie la ha visto desde entonces.

Las últimas noticias sobre Bynes afectan directamente a su proceso de rehabilitación, pues la escuela de moda en la que comenzó sus estudios ha decidido expulsar a la actriz por mal comportamiento y por asistir a clase fumada. Sus compañeros aseguran que la estrella de Hollywood se reía descontroladamente y sin motivo aparente, y que incluso llegó a tener encontronazos con los profesores cuando alguno de ellos le recriminaba su mala actitud.

Amanda ha dejado de tomar la medicación que estabiliza sus problemas de biporalidad y esquizofrenia, y por ello sus padres están aún más preocupados por ella ya que dejaron de poseer su custodia hace apenas unas semanas.

Publicidad