Un profesor de la Universidad de Ohio quiso demostrar a sus alumnos cómo encontrar dos electrones con el mismo número cuántico en un átomo es imposible con un divertido ejemplo de estadística. Para ello, el maestro explicó que existía la misma posibilidad que un estudiante encestase una bola de papel desde una larga distancia. Tanto se arriesgó que incluso retó a los alumnos que si alguno lo lograría, quitaba el primer examen de la evaluación de química orgánica.

Vinny Forte no tuvo reparos en aceptar el trato y como siempre existe la excepción que confirma la regla, Forte metió la bola desde la segunda grada haciendo así que sus compañeros no tuvieran que someterse a la prueba académica.

El divertido momento fue grabado y subido a los redes sociales que no ha tardado en hacerse viral. Seguro que desde entonces Vinny se ha convertido en el chico más popular de la clase o incluso del centro.