La Fundación Robin Hood celebró el pasado 9 de Mayo un evento benéfico en Nueva York con el fin de recaudar dinero para los jóvenes sin hogar. La organización solidaria con más repercusión en la ciudad suele concentrar cada año a alguna de las caras más conocidas del star system americano.

En el centro de convenciones Jacob K. Javits, pudimos ver a una espectacular Gisele Bündchen, enfundada en un increíble vestido negro con el que presumió de tipazo. Menos delgada estaba la cantante Thalia, que acudió embarazadísima con su marido el Tommy Mottola.

Sarah Jessica Parker eligió para la ocasión un vestido largo de color morado, pero como siempre, la actriz estaba guapísima. O Glenn Close y su hija Annie Stark, ambas elegantísimas con sencillos vestidos. El multimillonario Donald Trump y su mujer, Melania, no quisieron faltar tampoco a la gala.