Fue en 'El Internado' cuando Yon González saltó a la fama con su papel de chico malo, chulo y guapo que encandiló a la pequeña pantalla. Después de estar un tiempo alejado de los focos, este vasco vuelve a la pantalla y por partida doble: en cine con 'Perdiendo el norte', que en su primer fin de semana ha sido la más taquillera, y en TV con la serie 'Bajo Sospecha', atrapando a millones de personas los martes por la noche.

VIM Magazine ha entrevistado al actor de moda que se ha mostrado muy cercano y honesto hablando de sus pasiones y futuros proyectos. Yon está en un momento muy feliz, en lo que a lo profesional se refiere, es un apasionado de los viajes, le gusta recorrer el mundo en el sillín de su moto, ver películas, es divertido y extrovertido.

Las preguntas sobre la recién estrenada película no podían faltar, y es que según Yon en ella se podrá ver a un personaje diferente de lo que el actor había hecho hasta ahora. Lo que le atrajo de este proyecto son los compañeros que participaban como José Sacristán y otros grandes cómicos de nuestro país. También confesaba que se alegró cuando supo que Blanca Suárez participaba en la película: "Las secuencias que comparto con ella han sido muy fáciles porque trabajamos en el mismo código. Ya nos conocíamos mucho, tenemos química, y con ella en ese sentido es fácil. Estoy muy contenta de que estuviese ella."

Cuando le hablaron de la serie y después de leer el guion lo primero que pensó fue: "¡Qué bien que vaya a hacer yo este personaje!" Está muy contento de participar en una serie con una temática dramática, y para él "lo importante es dar verdad a lo que haces, para que sea creíble y quede un trabajo bien hecho."

Después de las preguntas de rigor, llegamos a lo interesante, "Hablemos un poquito de ti?" Yon es un tipo divertido, pero cuando se trata de trabajo es un tipo serio y responsable. Sigue una rutina de trabajo en la cual apenas tiene tiempo para hacer vida social: "Es quedarte un poco sin vida, pero me gusta tanto este trabajo que sin duda merece la pena".

Pero cuando este morenazo no está trabajando le gusta viajar, descansar, ir a la playa, disfrutar del cine: "Me encanta pegarme viajes largos sin rumbo y con la sensación de perderme." Por estas pequeñas cosas Yon 'pierde el norte'...

Hablaron del amor de su vida, que no precisamente es una mujer sino su hermano, el también actor Aitor Luna. "Cuando me preguntan por un referente siempre digo, ¡mi hermano! Es mi todo". Junto a él presentarán en el Festival de Málaga 'Killing Time'.

Echando la vista atrás, desde el momento que abandono su Vergara natal, Yon es el mismo, sin embargo es más consecuente, más observador y un actor con más experiencia "que al final la vida es eso", concluía Yon. Por último, Yon quiere que de dentro de 10 años "no pierda la ilusión".