Desde su divorcio, Yoli Claramonte no había terminado de aclarar los motivos de su divorcio con el padre de su hija, Jonathan Pérez. Ha sido en su canal donde ha aprovechado para volver a verse las caras con él y compartir por fin con sus seguidores la verdad.

La pareja se casó en 2017 cuando ya había nacido su hija en común, Valeria, pero una serie de circunstancias les ha llevado a tomar caminos separados. Durante el vídeo, ambos se han sometido a una serie de pruebas en las que han terminado confesando sus verdaderos sentimientos.

"Me apetece mogollón que mis seguidores y que toda la gente sepan la verdad sobre nuestra ruptura", afirmaba la instagramer, que fue incapaz de completar el primer reto consistente en mirarse uno al otro y terminó llorando.

Algo muy distinto ocurrió con la segunda prueba, donde debían hacerse preguntas, las cuales terminaron por explotar del todo la situación.

"¿Qué era lo que más te molestaba de mí??, le preguntaba Jonathan a Yoli, a lo que ella respondía muy tajante: "Pues mira, como había muchas cosas que me molestaban de ti... que eres un desastre, que eres poco cariñoso, que eres muy inestable, no tienes estabilidad ninguna, ni mental ni nada, te dejas influenciar por todo el mundo, eres una persona que no me aportas nada, que al revés, como que todo me lo deterioras", contestaba ella.

Eso sí, a pesar de la dolorosa situación, ambos reconocieron seguir queriéndose todavía, aunque de momento su relación no se pueda recuperar.