Tan solo unos meses después de convertirse en una estrella de la televisión y en una diva de la canción, Ylenia Padilla ha visto el momento de tomarse unas merecidas vacaciones. Y es que después de haber recorrido la geografía española de bolo en bolo durante todo el verano, el cuerpo de la artista ha dicho basta.

Esta situación se ha visto agravada por la enfermedad de Crohn, una dolencia estomacal de la que sufre la de Benidorm y que la obliga a llevar un estricto orden de comidas, plan que se ha visto afectado por el desajuste horario de sus compromisos nocturnos.

"Llega un momento en el que necesitas desconectar, descansar cuerpo y mente. Volveré con mucha fuerza, a dar todo lo que tengo y merecéis", fue el mensaje publicado por Ylenia en su cuenta de Twitter para anunciar la noticia a sus fans.

En este tiempo de descanso, la cantante está disfrutando junto a su familia y amigos de la tranquilidad que necesita para reponerse de estos últimos meses de emociones y excesos. Además, está aprovechando para darle un giro a su imagen, cambio que ha comenzado por un corte de pelo y el tatuado de una frase bajo su pecho. A pesar de todo, con la cancelación de todos sus compromisos, la cantante dejará de ganar más de 50.000 euros, tal y como ha confirmado la revista Lecturas.