El mundo de la comunicación se despertaba este fin de semana con la triste noticia del fallecimiento del periodista José María Iñigo a los 75 años. La capilla ardiente del periodista se ha instalado en el tanatorio de La Paz, en Tres Cantos, Madrid.

Allí, la viuda del presentador, Pilar Piniella junto a sus dos hijos en común, ha hablado con los medios donde ha revelado que José María padecía cáncer desde hace un tiempo: "padecía cáncer desde hace dos años, pero lo llevó muy bien. Ha muerto como él quería, mientras dormía, no se ha enterado de nada. Y trabajando hasta el último día".

Muy poca gente, solo su círculo más cercano, sabía de la enfermedad de Iñigo apuntaba su hijo al respecto: "Nadie sabía nada, así lo quiso él. Ha ido sobrellevándolo estos dos años y aguantando hasta el final".

Hasta la capilla ardiente se han trasladado algunos rostros conocidos para dar el último adiós a José María Iñigo como: María Teresa Campos y Bigote Arrocet, Mariló Montero, Begoña Villacís o Ángela Carrasco.