Úrsula Corberó ha vivido una situación de lo más desagradable. Como conocida actriz en nuestro país, es normal que le paren por la calle para echarse una foto junto a ella, pero lo que le sucedió el Día del Padre ha dejado estupefacto a todo el mundo.

Según ella misma ha relatado en su perfil de Twitter, un señor le pidió una foto “y cuando ha desbloqueado el móvil ha aparecido un rabo que ocupaba toda la pantalla. Acto seguido ha dicho: es que es el día del padre. Estoy en shock.

Sus seguidores enseguida han llenado su publicación de comentarios, y es que muchos no daban crédito a lo sucedido. Y aunque a algunos les parecía una anécdota graciosa, a otros les ha preocupado el grado de locura al que pueden llegar algunas personas.