- Aceptáis vuestras diferencias

Vuestra conexión es interestelar pero existen aspectos en los que no estáis de acuerdo, ¡perfecto! No hace falta mimetizarse y convertirse en clones.

- Tiempo solo para vosotros

Dedicáis tiempo para estar juntos sin distracciones, vuestro espacio exclusivo de pareja.

- La comunicación

Expresar lo que sientes sin dañar al otro es la mejor forma de mantener viva una pareja. Comunica tus necesidades y preocupaciones.

- Da las gracias

Muéstrate agradecido a tu pareja por todo lo que hace por ti. Valora sus gestos y todo lo bueno que ves en él. No te acostumbres nunca a lo maravilloso que es y demuéstrale cada día cuánto le quieres.

- Trabajo en equipo

Sois una pareja, recordad tirar para los aspectos más importantes siempre en la misma dirección. Lo bueno y lo malo os afecta a ambos.

- Valores comunes

Existen aspectos de la vida que debéis compartir y tener claros cuanto antes. Las diferencias son básicas, pero hay una senda que compartís. Te encantaría cambiar de ciudad y mudarte, ¿y a él?

- Las discusiones pueden ser buenas

Expresar vuestros desacuerdos es muy necesario pero siempre desde el amor y el respeto. No permitas que se utilicen las discusiones para echarte cosas en cara, se trata de arreglar juntos un problema, no de haceros daño.

- Un apoyo

Saber que siempre vas a poder contar con tu pareja y viceversa. Un sistema de apoyos para ayudar cuando más lo necesites.

- No dejar tu vida

Mantener amigos, aficiones y actividades fuera de la relación de pareja es básico para su supervivencia. No podéis estar 24 horas juntos, 7 días a la semana.

- Detalles para el romance

Mantén viva la llama del amor o gestos y sorpresas que tu pareja no se espera. No caigáis en la monotonía sexual y busca siempre nuevas cosas que podéis descubrir juntos.