En la alfombra roja de los Premios Feroz 2018 hemos visto numerosos estilismos, unos más acertados que otros, pero hay uno que ha destacado sobre los demás por su carácter reivindicativo: el traje de la colección 'La mujer que llevo fuera'. Un diseño de Ernesto Artillo que consiste en un traje de dos piezas con líneas de colores pintadas que simulan la silueta de la mujer.

Una prenda que pretende ser "una materialización de la reivindicación feminista". El objetivo es utilizar una prenda considerada tradicionalmente masculina que al mezclarse con las formas femeninas es un símbolo de igualdad entre los dos géneros. Su diseño es una representación del movimiento feminista. Artillo pretende que en los photocalls y alfombras rojas el foco mediático dejen de ser la prendas y sus diseñadores para centrarse en la persona que lo lleva.

Alba Flores, Brays Efe, Bárbara Santa Cruz, Jorge Suquet o Gemma Galán fueron quienes llevaron este original diseño a la gala de los Premios Feroz, aunque otros muchos artistas como Eva Hache, Miriam Giovanelli, Jorge Drexler, Jon Sistiaga, Fernando Grande-Marlaska, Boris Izaguirre, Benjamín Prado o Alejandro Amenábar lo han lucido en anteriores ocasiones.