Rocío Carrasco dará el "sí, quiero" a Fidel Albiac en una ceremonia civil el próximo 7 de septiembre ante la mirada de 230 invitados que agasajará con 20 platos distintos firmados por el chef José Carlos Cifuentes, encargado del restaurante Tierra que cuenta con una Estrella Michelin. El pistoletazo de salida lo dará una parrillada en la finca Valdepalacios, lugar donde será la boda, a modo de despedida de solteros conjunta el día anterior. No todos los asistentes podrán hospedarse en la finca que es un hotel de 5 estrellas ya que solo cuenta con 32 habitaciones.

Aunque la ceremonia propia no será hasta las seis y media de la tarde, la pareja ha decidido hacer un brunch por la mañana para los invitados entre los que se encuentran distintos rostros conocidos como Alba Carrillo, Mónica Martínez, María Teresa Campos, Terelu, Chayo Mohedano o Rosa de Benito. La gran ausente será su hija mayor, Rocío Flores, fruto de su matrimonio con Antonio David Flores, y todavía no ha confirmado su asistencia públicamente Ortega Cano. Su madre, Rocío Jurado, será recordada durante la boda. Además Carrasco aseguró que 'la más grande' sería de las que hubiera gritado "vivan los novios".

Según la revista ¡HOLA!, Rocío Carrasco habría elegido para la decoración nardos blancos y velas e irá vestida del diseñador Hannibal Laguna, amigo de la novia. El padrino es otro de los secretos del enlace. Eso sí, Carrasco habría optado por eliminar la tradicional tarta nupcial, el valls y los sitios fijos para que cada uno elija donde sentarse en las 25 mesas que habrá. En el gran despliegue que ha preparado la pareja a sus invitados no faltarán actuaciones en directo así como tres espacios gourmet donde la comida asiática, los quesos y la gastronomía andaluza serán los protagonistas. El broche de oro lo pondrá un almuerzo al día siguiente para culminar los tres días que durará el evento.